¿Cuáles son las alternativas que tienes para facturar sin ser autónomo?

Facturar sin ser autónomo

¿Cuáles son las alternativas que tienes para facturar sin ser autónomo?

facturar sin ser autónomo

Muchos trabajadores freelance se preguntan si existe la posibilidad de facturar sin ser autónomo. Esta cuestión es preguntada, sobre todo, por aquellos trabajadores freelance que trabajan de forma esporádica y cuyo nivel de ingresos son insuficientes para pagar las cuotas que se vuelven obligatorias desde el momento en el que se completa el alta como autónomo.

Es por eso por lo que existen algunas alternativas con las que puedes facturar los ingresos que obtengas sin tener que darte de alta como autónomo, siempre que estos sean inferiores al salario mínimo. Eso sí, es importante cumplir con una serie de requisitos que te permitan cotizar como freelance sin tener que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

A continuación te vamos a presentar una de las soluciones más factibles para hacerlo y que te permitirá emitir facturas para respaldar colaboraciones puntuales de trabajos eventuales o actividades remuneradas que realices de forma regular, sin llegar a incumplir con la normativa de la Seguridad Social.

Cuáles son los requisitos para facturar sin ser autónomo

Lo primero es que hay que aclarar que no es posible completar el procedimiento sin darte de alta en Hacienda. Más específicamente, tendrás que registrarte bajo el modelo 036 (Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores) con lo que Hacienda tendrá conocimiento de tu fuente de ingresos.

Darse de alta en Hacienda bajo el modelo 036 no tiene ningún coste y es un procedimiento bastante sencillo. Cuando ya hayas culminado el registro, tendrás la posibilidad de facturar utilizando programas de facturación online. Además tendrás que realizar el pago de IVA sobre los ingresos obtenidos y la declaración del IRPF de forma trimestral con su correspondiente resumen anual.

Gracias a esto, podrás mostrar legalidad frente a tus clientes, incluso cuando aún no cumplas con las condiciones necesarias para considerarte autónomo o acogerte al reglamento específico que existe para ello. Por supuesto, la posibilidad de facturar sin ser autónomo solo estará disponible mientras los ingresos sean inferiores al Salario Mínimo Interprofesional de 950 euros al mes.

Para que esto sea posible, la actividad desarrollada se debe llevar a cabo de forma no habitual y no necesitando de un establecimiento físico para la prestación del servicio, ya que no se considera esta como la fuente de ingreso principal.

¿En qué consisten las cooperativas de facturación para freelancers?

facturar sin ser autónomo

La segunda alternativa que existen para aquellos trabajadores que no están sujetos a relación de dependencia y que tienen la necesidad de emitir facturas por las colaboraciones prestadas a personas y empresas. Se trata de unirte a una cooperativa de facturación para freelancers. Estas se encargan de gestionar tus impuestos y emitir las facturas correspondientes, cobrando una comisión por el servicio.

Dado que estas organizaciones se especializan en el tema, te podrán proveer mucha información de utilidad, evitando cotizar como autónomo, sino como colaborador o empleado temporal de la sociedad, así que tendrás que pagara la Seguridad Social por cada día trabajado. Aunque es cierto que son varias las aclaraciones que se deben hacer con respecto a este servicio.

Aunque es cierto que las cooperativas de facturación se convierten en una solución práctica, es importante saber que existen riesgos asociados al uso de este servicio. En primer lugar, se encuentran bajo la mira de la Inspección del Trabajo por tener una «finalidad defraudadora», haciendo que algunas de ellas se hayan disuelto y afectando, por tanto, a los cooperativistas.

Peligros de facturar sin ser autónomo

La legalidad que sustenta la facturación para profesionales que no se encuentran dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es bastante específica, siendo importante que se cumpla con las obligaciones correspondiente. De lo contrario, estarás expuesto a sanciones, multas e incluso la posibilidad de ser considerado como un evasor de impuestos.

También debes considerar que este es un procedimiento que solo puede realizarse cuando se realizan actividades eventuales. Por lo tanto, cuando obtienes todos los meses facturaciones por montos similares, incluso si estas se mantienen por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, será tomado como una actividad habitual, estando obligado al alta en el RETA.

Por general, la sanción que se aplica habitualmente es obligar a realizar el pago de todas las cuotas mensuales desde el momento en que te diste el alta en Hacienda, con un recargo del 20% y eliminando la posibilidad de adherirte a la tarifa plana o cualquier otro bono que se encuentre disponible.

Cuándo no debes facturar sin ser autónomo

facturar sin ser autónomo

Según el Estatuto del Trabajador Autónomo, se considera como trabajador autónomo a la «persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo». Por lo tanto, siempre que se cumplen estas condiciones, estamos obligados al alta en el RETA.

En dicho caso, el freelance tendrá que darse de alta en Hacienda y Seguridad Social, de lo contrario, estaríamos hablando de fraude laboral y potencial evasión de impuestos, algo que puede detectarse de forma fácil ya que ambas instituciones mantienen una comunicación fluida y es poco posible retrasar el procedimiento sin levantar sospechas y exponerse a sanciones.

Lo más adecuado es que te informes correctamente de todos los detalles implicados en la facturación como autónomo y acogerse a la tarifa plana mensual disponible que hace mucho más cómodo el pago de cuotas como autónomo. Incluso, esto te ofrecería la posibilidad de acogerte al paro y optar a subvenciones públicas que minimicen el impacto de las cotizaciones iniciales.

La legislación laboral ha dado pasos agigantados para reconocer la figura del trabajador autónomo y hacer más simple el reconocimiento de las actividades independientes, así como la protección de los derechos de esta clase de trabajadores, pero todavía es más importante que las personas asuman la responsabilidad de cumplir con los reglamentos correspondientes.

Así que si eres una persona con trabajos independientes eventuales, tendrás la alternativa de facturar sin realizar el pago de la cuota mensual de autónomo, pero en el caso de que tus ingresos superen el SMI, será importante que te des de alta en Hacienda, el RETA y comiences a realizar el pago de la cuota correspondiente.