¿Cómo contratar a una persona siendo autónomo?

autónomo colaborador

¿Cómo contratar a una persona siendo autónomo?

autónomo

Aunque muchas dudas, sí es cierto que los autónomos pueden contratar a un trabajador. Es decir, como trabajador autónomo puedes tener la necesidad, en algún momento, de tener un trabajador a tu cargo, aunque no te hayas constituido como una empresa. Es por eso por lo que es importante que conozcas las implicaciones de ir más allá de un simple servicio como proveedor y contratar a un trabajador siendo autónomo. Asimismo, son diferentes los escenarios que deberías considerar para optar por la que más te convenga. 

¿Qué tipos de empleados puede contratar un autónomo?

Los autónomos son conocidos también como trabajadores por cuenta propia. Esto es diferente a los trabajadores por cuenta ajena (que son los que trabajan para un empresario, empresa o empleador). Así que las relaciones entre trabajadores pueden ser las siguientes:

  • Un autónomo que contrata a otro autónomo.
  • Un autónomo que contrata a un familiar.
  • Un autónomo que contrata a un empleado.
  • También el autónomo puede contratar a un empleado a comisión.

A continuación, vamos a explicarte todas y cada una de estas situaciones, para que así las entiendas a la perfección.

Un autónomo que contrata a otro autónomo

La relación entre un autónomo que contrata a otro autónomo, no es de tipo laboral sino mercantil. Se establece una relación clientela entre la persona que contrata (cliente) y el que provee el servicio. Así que no existe, por lo tanto, una relación de jefe y empleado.

Es decir, uno de los trabajadores brinda un determinado servicio y emite una factura por dicho servicio. Es la misma situación que si un autónomo contrata los servicios de una empresa. La retribución del autónomo contratado será completada mediante una factura con IVA, que puede ser periódica o puntual, en base a la actividad realizada.

Si un autónomo contrata a otro autónomo, al no existir esa relación laboral sino mercantil, no se puede exigir que se cumpla un horario de trabajo u otro tipo de requisitos de una relación entre empleado y empresa. Aquí, además, cada trabajador autónomo tendrá que hacerse cargo de sus cuotas a la Seguridad Social y demás responsabilidades con Hacienda.

Autónomo que contrata a un familiar

Requisitos para darte de alta en la tarifa plana

En el artículo 1.1 del Estatuto de los Trabajadores existe esta figura reconocida y que se conoce como autónomo colaborador. Los requisitos para que un familiar se convierta en autónomo colaborador de un trabajador autónomo son los siguientes:

  • Ser familiar directo por consanguinidad, afinidad o adopción hasta segundo grado.
  • Debe tratarse de una colaboración habitual. Es decir, no está permitido en caso de situaciones puntuales.
  • No pueden estar ya dados de alta como trabajadores autónomos.
  • Deben vivir en el mismo domicilio.
  • El autónomo colaborador debe tener más de 16 años.

El familiar puede estar contratado mediante un contrato laboral en régimen general. Solo se podrá hablar de «autónomo colaborador» en el caso de si el familiar puede darse de alta como autónomo con esta figura. Un ejemplo serían los hijos a cargo de no independientes que no pueden ser contratados por los cauces normales.

Un autónomo que contrata a un empleado

En el escenario de que un trabajador autónomo contrate a un empleado, las cuotas a la Seguridad Social sí serán responsabilidad del primero. La situación para el autónomo cambiará y tendrá que darse de alta como empresario en la Seguridad Social, mediante el Modelo TA.6. Además, tendrá que solicitar un Código de Cuenta de Cotización (CCC), donde se abonarán para ingresar el importe de los seguros sociales de los trabajadores que haya contratado.

Cuando el autónomo esté registrado como empresario, los pasos para contratar a un empleado son esencialmente los mismos que tendría que dar una empresa en la misma situación:

  • Escogido el futuro empleado, será necesario darle de alta en la Seguridad Social.
  • Para contar con el CCC, será necesario que cumplimentes el Modelo TA.7.
  • El autónomo debe presentar una copia del contrato de trabajo en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en un plazo de 10 días. Estos trámites se pueden gestionar a través de su portal electrónico.
  • Utilizando el Sistema Cret@ o Sistema de Liquidación de Directa, se han de realizar los pagos de las cotizaciones de los empleados contratados.

Autónomos que contratan a empleados a comisión

Dentro de la posibilidad de que un autónomo contrate a un empleado, se puede dar el caso de que, en lugar del pago del salario, se retribuya al trabajador mediante comisiones. Este es un caso que se da en numerosos oficios, sobre todo en los que están relacionados con las ventas.

El autónomo, en esta ocasión, debería cumplir con todos los pasos mencionados en lo referido al contrato de un empleado (es decir, hacer un contrato en regla y siguiendo todos los requisitos). Además, el empleado a comisión ha de cumplir con una jornada laboral, el autónomo se verá obligado a pagarle el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

En el caso de contratar a un trabajador de este tipo, se tiene que formalizar un contrato mercantil. Aunque si el empleado tiene que estar físicamente trabajando la venta en una tienda, la tipología de contrato será laboral. En el contrato se debe especificar cuándo cobrará las comisiones el empleado; es decir, si será al momento de realizar la venta o en una fecha de pago mensual.

¿A cuántas personas puede contratar un autónomo?

autónomo colaborador

Según la Orden HAC/1264/2018, de 27 de noviembre, en su artículo 3.d, dependiendo de la actividad económica que desarrollen estos autónomos, podrán contratar entre dos y diez empleados.

Esto es para los autónomos que tributan por el método de estimación objetiva o sistema de módulos. A diferencia de este caso, los autónomos que tributan por el método de estimación directa simplificada del IRPF, no tienen ningún límite de empleados a su cargo. 

Teniendo como base la Orden HAC/1264/2018, estas son algunas limitaciones de empleados para el autónomo contratante:

  • Industria del pan y la bollería: 6 personas empleadas.
  • Comercio al por menor de toda clase de prendas para el vestido y tocado: 5 personas empleadas.
  • Comercio al por menor de carne y despojos, de productos y derivados cárnicos elaborados: 5 personas empleadas.
  • Comercio al por menor de muebles: 4 personas empleadas.
  • Comercio al por menor de semillas, abonos, flores y plantas y pequeños animales: 4 personas empleadas.
  • Cafeterías: 8 personas empleadas.
  • Comercio al por menor fuera de un establecimiento comercial permanente de artículos textiles y de confección: 2 personas empleadas.
  • Servicios de peluquería de señora y caballero: 6 personas empleadas.