¿Cómo darte de alta como autónomos por días?

¿Cómo darte de alta como autónomos por días?

Un autónomo es una persona que trabaja por su cuenta y también son los nuevos emprendedores. Lo normal es que estas personas ofrezcan sus servicios de forma freelance o una cartera de clientes. Actualmente, los trabajadores autónomos se han extendido mucho en numerosos países como, por ejemplo, los países subdesarrollados como África y Sudamérica. En España, los autónomos pueden ejercer sus oficios de forma legal y más libre y deberán registrarse en el Régimen Estatal de los Trabajadores Autónomos (RETA).

Eso sí, ser autónomo no es algo sencillo sino que vas a encontrar un sinfín de restricciones y beneficios que deberías tener en consideración. Y es que, además de tu trabajo diario, deberás tener siempre en regla la documentación que te solicitan desde la Administración en todo momento, así que deberás saber siempre qué documentos debes presentar.

Aunque no lo creas, en España, hacerte autónomo por días es posible y podrás darte de alta en el RETA aunque solo sea por días y, de esta forma, pagarás solo la parte proporcional a lo que hayas obtenido en esos días. Este tipo de alta en autónomos por días te permitirá desarrollar y trabajar en tus actividades solo los días que hayas especificado. Eso sí, según la ley, el alta de autónomos por días solo lo puedes solicitar 3 veces al año.

Si se han cumplido los plazos del alta, podrás empezar a pagar las cuotas de autónomos por días. Si conoces bien la ley, podrás trabajar como autónomo de lleno y que sepas esto te va a ayudar a no incurrir ningún tipo de irregularidad y poder ejercer tu profesión con total libertad. Así que si te mantienes al día con los pagos de la Seguridad Social y de las cuotas, no tendrás que pagar los cargos extra derivados de los retrasos e, igualmente, deberás darte de alta en la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la AEAT para que así puedas facturar como autónomo.

En cuanto a los autónomos por días sueltos son los que no quieren trabajar, como los días festivos, Navidad, etc., pero estos días te sirven para ponerte al día con la documentación y los pagos que debas realizar. Eso sí, como es bien conocido, cada año se realizan reformas en las leyes e instituciones. Eso sí, la Ley de Autónomos no está exenta de modificaciones y dentro de las novedades que trae esta ley se contempla el poder cotizar por días trabajados. 

Antes de esta Ley, debías pagar la cotización del mes completo, aunque no hubieras trabajado todo el mes. Ahora, la nueva reforma te permite solo pagar esos días que, efectivamente, hayas trabajado. Con esta nueva reforma ahora, podrás pagar esos días que, efectivamente, hayas trabajado. 

Si quieres calcular tus cuotas, deberás dividir el monto total de la cuota mensual entre 30 días. Este resultado te dará el coste por día. Así que puedes multiplicar el monto diario por los días que has trabajado, lo que se convierte en un beneficio para los autónomos por días.  Lo que está claro es que pagar una cuota proporcional a los días trabajados es realmente un beneficio. Por su parte, la ley estipula que los autónomos solo van a cotizar los días dados de alta en el período de un mes. Así que imagina que solo has trabajado una semana, entonces vas a pagar la cuota proporcional de dichos días dados de alta. Esto va a suponer un ahorro considerable para los autónomos por días.

Facturar sin ser autónomo es posible

Muchos se preguntan si es posible facturar sin ser autónomo y los ciudadanos que no son autónomos pero lo ejercen como una segunda opción porque son personas que no obtienen suficiente dinero con sus sueldos actuales y que, pese a cubrir sus necesidades básicas, no pueden tener algunos lujos ni disfrutar de una vida plena. 

Así que, muchas veces, estas personas optan por ser autónomos como algo adicional y caen en errores de facturación por no estar informados sobre lo que conlleva esta acción. Facturar sin ser autónomo no es tan fácil como muchos creen y te pueden sancionar si lo practicas sin darte de alta en las instituciones pertinentes como el RETA. Esto es debido a que si facturas sin ser autónomo legalmente vas a crear un vacío legal que repercutirá posteriormente en sanciones. Eso sí, es legal que factures sin ser autónomo, siempre y cuando los ingresos que percibas sean inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Algunos límites para facturar sin ser autónomo

Debes saber que toda remuneración que percibas sin importar el trabajo, deberás presentarla ante la Agencia Tributaria para pagar los impuestos. Aunque si quieres facturar sin ser autónomo, deberás cumplir con lo mínimo exigido por las autoridades. Esto significa que la remuneración no sea superior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Sobre todo, esta medida está hecha especialmente para las personas que ejercen su trabajo de autónomo como segunda opción. El límite que no debes sobrepasar si quieres facturar sin ser autónomo es el SMI. Además, debes conocer que si quieres facturar sin ser autónomo de forma online, hay empresas que se dedican a esta tarea y algunas cobran comisión por realizar los cobros de las facturas y algunas de ellas exigen una mensualidad más la comisión pero son una buena opción.

Los autónomos digitales también se tienen en cuenta

Otra figura a tener en cuenta son los autónomos digitales que son quienes utilizan la tecnología para así aumentar su productividad. Por ejemplo, en España, este tipo de autónomos facturan mucho más que los que no son digitalizados y su principal ventaja se basa en la diversificación de clientes que tienen. 

Sobre todo, los autónomos digitales tienen más probabilidades de éxito ya que, al usar la tecnología, pueden acortar distancias. Ahora, gracias a la tecnología, puedes realizar pagos sin importar el país en el que te encuentres, en diferentes divisas por lo que siempre vas a poder facturar siempre que realices tus trabajos de forma online.