¿Cómo obtener el Certificado de Retenciones e Ingresos a Cuenta del IRPF?

¿Cómo obtener el Certificado de Retenciones e Ingresos a Cuenta del IRPF?

A principios de abril, y antes de que comience la campaña de la Declaración de la Renta, son muchas las dudas que le surgen a los contribuyentes sobre los documentos necesarios para poder realizar la solicitud o presentar la declaración.

Uno de estos documentos obligatorios para realizar los trámites con la Agencia Tributaria es el Certificado de Retenciones e Ingresos a Cuenta del IRPF. Quizá no hayas escuchado hablar de él nunca pero no te preocupes, a lo largo de este post te ofreceremos todo lo necesario para que sepas qué es y cómo puedes obtenerlo.

¿Qué es?

Básicamente, se trata de un documento que acredita las retenciones de IRPF que se te están aplicando. Es decir, es un certificado que incluye la cantidad de dinero que ya se ha abonado a Hacienda a través de las retenciones de IRPF que se incluyen en tus facturas (si eres trabajador por cuenta propia) o en tu nómina (si eres trabajador por cuenta ajena).

¿Se puede obtener si no tienes ingresos?

Si no tienes ingresos (es decir, que son inexistentes) y quieres el certificado, podrás solicitar a Hacienda que dé fe de ello. Para eso solo necesitarás solicitar el documento en las oficinas de Hacienda o bien entregar en la web de la AEAT el modelo 01.

¿Para qué sirve?

Cuando tengas el Certificado de Retenciones del IRPF, podrás comprobar que la Declaración de la Renta coincide con la información que existe en estos certificados. Esto es porque, cuando Hacienda confecciona el borrador dela Renta, toda tu información se verá reflejada y podrás comprobar

Si rellenaste el modelo 130, no deberás tener este documento, ya que al no haber retenido en las facturas de tu cliente, él no ha pagado por ti. Además, si no retienes en tus facturas, el modelo 130 se rellena de forma automática.

¿Qué contiene el documento?

Al ser un documento importante, es de vital importancia que conozcas cuál es el contenido del mismo y es que en él aparecen los siguientes datos:

  • Cantidad exacta de las prestaciones.
  • Retenciones realizadas sobre estas prestaciones.
  • Cantidad de retención judicial por alimentos.
  • Total de gastos que son deducibles fiscalmente.
  • Abono de reducciones por rentas irregulares.
  • Los atrasos: si existen, expone los abonos en concepto de atrasos correspondientes a trabajos anteriores. Estos lo que hacen son dar indicaciones de devengo, retenciones, monto de gastos y monto íntegro.
  • Reintegros: se especifican, en este apartado, las cantidades devueltas por los beneficiarios a la Seguridad Social. Asimismo, con detalle del ejercicio de la percepción, el abono indebidamente percibido y el importe reintegrado.
  • Rentas exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con indicación de la prestación y el importe abonado.

¿Cómo obtenerlo de forma sencilla?

Por ley, es la empresa la que tiene obligación de entregar a sus trabajadores este certificado como justificante ante la Agencia Tributaria por los servicios prestados. Dicho documento deberá ser original y estar firmado.

Esto aparece en el artículo 108.3 del Reglamento del IRPF de Hacienda, con las siguientes palabras: «el retenedor u obligado a ingresar a cuenta deberá expedir en favor del contribuyente certificación acreditativa de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al contribuyente que deben incluirse en la declaración anual a que se refiere el apartado anterior».

Este documento es de entrega obligatoria por parte de la empresa y quien no lo haga recibirá las sanciones que estén inscritas en la Ley. Así, la empresa o el encargado de enviar los certificados antes la Agencia Tributaria que no lo haga, podrá recibir una multa amenor de 150 euros. En caso de extenderse, la sanción se aplicaría conforme se establece en el artículo 206 del Real Decreto 2063/2004.

Así que es la empresa la que debe facilitar este certificado antes del comienzo de la campaña de la Renta de cada año. Aunque, si tu empresa no te lo facilita, no te preocupes porque tienes otra forma de solicitarlo como a través de tu oficina de Hacienda más cercana y solicitarlo o a través de Internet, siguiendo unos sencillos pasos:

  1. Accede a la página web de la Agencia Tributaria.
  2. Ve a su sede electrónica.
  3. Selecciona el apartado «certificaciones».
  4. Abre la denominada como «declaraciones tributarias».
  5. Selecciona «Certificados tributarios. Expedición de certificados tributarios. IRPF».
  6. Accede mediante Cl@ve PIN, certificado o DNI electrónico.

¿Puedes solicitar para el alquiler?

Este tipo de certificado te lo tiene que facilitar la persona/empresa que te alquila un piso u oficina, indicando las retenciones que te ha practicado. Al realizar el modelo 180, a través del programa ayuda, en la pantalla «Perceptores», existe una opción con la que podrás imprimir el certificado. Sino, puedes entrar en la web de la Agencia Tributaria > “modelos y formularios” > Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas > Buscas el Modelo 180 > Ayuda Técnica > Cómo emitir certificados del modelo 180.