¿Cómo debe ser la comunicación interna en tu empresa?

comunicación interna empresa

¿Cómo debe ser la comunicación interna en tu empresa?

comunicación empresarial 2

Si eres un empresario, sabrás de sobra que la productividad de tu empresa va a estar íntimamente ligada a la motivación de tus trabajadores. Es por ello por lo que debes invertir en una buena comunicación interna para que así funcione correctamente tu compañía. Por si no lo sabías, una mala comunicación interna puede generar hasta un 15% de pérdidas en cualquier empresa. 

Es por eso por lo que será vital elaborar estrategias especializadas en mejorar la comunicación interna de las organizaciones porque esta será una decisión fundamental para aumentar su rentabilidad. Es imprescindible tener en cuenta la opinión de los empleados y facilitar canales de comunicación interna entre estos y los directivos, ya que esto repercute de forma positiva. Además, aumenta el grado de compromiso, la motivación y el sentimiento de permanencia a la entidad.

Si quieres que tu empresa funcione a la perfección, a continuación te explicamos en qué consiste la comunicación interna en una empresa, así como algunos de los beneficios que presenta y también algunos consejos clave para ponerla en práctica.

Definición de comunicación interna

Se trata del tipo de comunicación del que forman parte aquellas acciones de comunicación dirigidas a los empleados y con la finalidad de fomentar el diálogo entre las diferentes áreas que forman la empresa y la participación de los trabajadores. El objetivo fundamental es mejorar los resultados.

En definitiva, es una forma de motivar e integrar a los empleados y evitar la fuga de talento. Este clima en el que se favorece la comunicación permite que haya una mayor participación y entendimiento entre los integrantes de los diferentes departamentos.

Se trata de una estrategia para gestionar e integrar el equipo humano de una empresa. En ocasiones, se utiliza, simplemente, para informar y, en otras, para motivar, persuadir, recordar o explicar contenido de interés que aumente la productividad de los empleados.

Si se realiza una correcta comunicación corporativa, los trabajadores conocerán mejor la empresa y son capaces de entender y hacer llegar a los compradores los valores de la entidad, porque saben, de primera mano, qué hace la organización, cuáles son sus fundamentos, qué objetivos tiene, qué ofrece a sus empleados, qué proyectos están en marcha y otros aspectos de la compañía.

Eso sí, no se debe confundir comunicación interna con la información. La información consiste en transmitir mensajes mientras que la comunicación requiere una respuesta del receptor, es decir, un feedback entre las dos partes. Es decir, la comunicación debe ser bidireccional para que el trabajador sea parte activa.

Principales beneficios de la comunicación interna

comunicación interna en empresa

Gestionada de forma adecuada, la comunicación corporativa, tiene múltiples beneficios o ventajas para la compañía, los cuales son los siguientes:

  • Aumentar la productividad: ya que los empleados poseerán toda la información necesaria para tomar mejores decisiones y optimizar los procesos de trabajo en equipo.
  • Rapidez en la resolución de problemas: el conocimiento hace que el empleado sea más útil a la hora de buscar la raíz de los problemas y sus posibles soluciones.
  • Mejora la relación entre los trabajadores: la información les proporciona seguridad y tranquilidad. Esto, a su vez, evita actitudes de desconfianza hacia los compañeros o responsables y promueve la confianza.
  • Sentimiento de pertenencia: el trabajador, al ser escuchado y tomado en cuenta, se siente identificado con la organización y mejora su rendimiento.
  • La información genera tranquilidad: se respira un clima de tranquilidad porque los empleados saben que serán informados de cualquier cambio (tanto positivo como negativo) y que podrán preguntar, opinar y exponer sus argumentos.

¿Cómo poner en práctica la comunicación interna?

Para efectuar una buena comunicación interna, vas a tener que poner en práctica una serie de técnicas como las que te mostramos para así obtener el éxito con ella.

Escuchar a los empleados

No es lo mismo oír que escuchar. Escuchar implica tener en cuenta la información que nos proporcionan los trabajadores sobre qué aspectos se pueden mejorar, con qué procesos no se sienten cómodos, cómo mejorar el clima laboral, qué necesitan para recuperar la motivación, etc.

Una vez escuchada y analizada la información, es necesario elaborar un plan de acción que responda, a corto o medio plazo, a las necesidades que los empleados han planteado.

Planificación

En la comunicación interna es importante crear estrategias concretas para los empleados escogiendo muy bien los mensajes y los tiempos, para poner en práctica cada punto del plan estratégico. Cada área de la empresa puede tener unas necesidades diferentes y, por lo tanto, necesitar una estrategia diferente.

Integración de la estrategia de comunicación interna en las acciones de la empresa.

Una vez claras la estrategia y la planificación de los puntos clave en la comunicación interna, hay que reflejarlo con acciones reales que pongan de manifiesto que se está poniendo en práctica y que no son acciones puramente teóricas. Es decir, las acciones innovadores de la estrategia de comunicación interna tienen que plasmarse en casos concretos.

Transparencia

comunicación interna empresa

Los trabajadores tienen que confiar en sus responsables y en los directivos de la empresa y, para ello, la gestión tiene que ser transparente al cien por cien. La comunicación tiene que fluir, ser clara y directa. De esta forma, se agilizarán los procesos y aumentará la confianza. Los mensajes que dirija la organización al equipo humano tienen que ser sencillos y claros. En definitiva, deben informar, aportar y recordar información de interés. 

Flexibilidad

La organización evitará actuar con una política conservadora que estanque su avance. Además, si permiten una colaboración real por parte de los empleados, optimizarán los procesos y reforzarán la confianza de los miembros del grupo de trabajo.

En cualquier empresa, para poder mejorar la comunicación corporativa, elaborar un plan de comunicación, que será la guía a seguir por parte de los trabajadores y los directivos, en la que fluya la comunicación y dónde se refleje, de forma clara, los objetivos. Este plan servirá para informar a los empleados de las nuevas iniciativas, permitirles tomar decisiones y facilitarles el proceso.