¿Cómo puedes conseguir tus primeros clientes? 5 técnicas clave

primeros clientes 3

¿Cómo puedes conseguir tus primeros clientes? 5 técnicas clave

primeros clientes 1

En la vida moderna en la que vivimos, conseguir clientes es algo difícil y conseguir los primeros puede ser aún más complejo. Esto es debido a que no te conoce nadie, que tu producto no está asentado y no sueles tener un gran presupuesto.

Es por eso por lo que tendrás que hacer las cosas de una forma diferente a cómo las harás más adelante. Aunque, es importante comprender que, dependiendo del tiempo de vida de la empresa, van a ser necesarias unas estrategias u otras.

¿Quieres conseguir a tus primeros clientes? Entonces no dejes de leernos porque a continuación te vamos a ofrecer las 5 técnicas infalibles que te ayudarán llegar a tus primeros clientes potenciales y que así tu cartera vaya aumentando con el paso del tiempo.

1. Hacer cosas que no escalan

Las estrategias de marketing ideales para conseguir clientes deben ser sistemáticas, repetibles y escalables. Es decir, deberás poner en marcha unos sistemas dentro de los canales que uses (como venta personal, pago por clic o la que se adapte mejor a tu iniciativa). Estos sistemas deben poder escalar, como por ejemplo, los anuncios online y la fuerza comercial, según se necesite.

Eso sí, en los inicios de una empresa, deberás hacer cosas que no escalan para conseguir tus primeros clientes. Es decir, se tratará de actividades de promoción poco ortodoxas, que no podrás mantener en el tiempo y que den a conocer el producto como sea.

Muy probablemente, no seguirás empleando estas actividades una vez genes tracción y tengas en marcha los sistemas antes mencionados.

2. Usa cada contacto que tengas, no importa del tipo que sea

primeros clientes 2

Muchas veces, los nuevos empresarios quieren conseguir clientes desde cero, convenciendo así de los productos y/o servicios a personas totalmente desconocidas. Esto se podría considerar una equivocación muy grave, ya que se puede crecer más y más rápido usando los contactos que tenemos.

A los contactos que les interese porque son tu público objetivo, les puedes decir de forma directa que has empezado a trabajar por tu cuenta y que tienes algo que les puede ayudar. En cuanto a los que no son el tipo de cliente que buscas, les puedes contactar diciendo que has empezado la actividad y que, si conocen a alguien, no duden en comentarlo, porque tienes algo que les puede ayudar.

3. Usar el email en frío

Cuando nadie te conoce y estás empezando un negocio, tendrás que ir hasta los clientes para saber que existes. Sin duda alguna, una buena forma de tocar las puertas de tus primeros clientes, por primera vez, es a través del email, en este caso, en frío.

Una clave del éxito del uso del email en frío es la personalización y es que son más efectivos seis correos electrónicos muy personalizados que 50 correos que no lo están apenas.

La otra clave del éxito del email en frío es el incentivo que haya para ellos en el correo. Debes saber que el comportamiento humano depende del incentivo y, en líneas generales, esa sí, efectivamente. Es decir o les ofreces algo atractivo en el mensaje o no tendrás respuesta.

Un ejemplo de enviar un mal correo en frío es enviar el típico mensaje genérico presentando tus servicios y es que, en solo unos segundos, acabará en la papelera o en la carpeta de SPAM.

En el lado contrario, un buen correo en frío es analizar esa empresa con la que te encantaría trabajar, ver qué problemas principales tiene, pensar una solución personalizada y decirles en el correo que, si la desean sin compromiso, no duden en responder.

Lo que sí se puede afirmar es que el email en frío es el gran desconocido (además de infravalorado) a la hora de conseguir tus primeros clientes.

4. Uso de redes sociales

La mayoría de la gente usa las redes sociales para gritar constantemente que venden algo, como si se encontraran en un zoco lleno de ruido.

Está comprobado que nadie escucha eso y que llegarás a ser insoportable para los usuarios de redes sociales, sobre todo si estás tratando de conseguir los primeros clientes. Esto es debido a que esta práctica huele a desesperación y no saber hacer las cosas. De esta forma, los usuarios pensarán que entras en las redes a distraerte y desconectar y no a trabajar, haciendo que los mensajes promocionales se vuelvan invisibles.

Debes usar las redes sociales para crear relaciones genuinas con gente difícil de alcanzar de otra forma. Pero no lo haces para proponerles una oferta a los tres minutos o en cuanto contestan. Esto lo que revela que solo les quieres por el interés y te hará quedar muy mal.

Gracias a las redes sociales, generas esas relaciones, amplias contactos, los nutres, aportando y ayudando primero. Y si lo haces sin esperar nada a cambio, que es como suelen venir las mejores recompensas. Las oportunidades, por tanto, surgen más a menudo cuanto más grande es tu red de conocidos.

Cualquier otra forma de marketing o promoción desde tus cuentas en redes, cuando estás empezando y no tienes seguidores, te servirá que para perder en ellas un tiempo precioso. Cuando ya crezcas, ya podrás cambiar y podrás aplicar otras tácticas, como los concursos, que funcionan muy bien.

5. Anuncios de pago por clic

primeros clientes 3

Las grandes tecnológicas nos espían hasta límites insoportables. Esto lo puedes aprovechar para conseguir tus primeros clientes. En cierto modo, los anuncios online y de pago por clic han supuesto una democratización de la publicidad que apunta con láser y que siempre ha sido prerrogativa de las grandes empresas.

Aunque para las pequeñas empresas o las que están empezando en el mundo empresarial, con un poco de ingenio, se pueden conseguir muy buenas cifras de respuesta y retorno de la inversión.

Las cosas han cambiado mucho y hay sectores muy competitivos donde las grandes empresas tienen a agencias profesionales gestionando sus anuncios. Aunque es verdad que hay nichos que aún hoy en día siguen sin sacarle el partido adecuado.