¿Cuándo entrará en vigor la cotización por ingresos reales para autónomos?

¿Cuándo entrará en vigor la cotización por ingresos reales para autónomos?

Si hay algo que los autónomos en España reclaman desde hace tiempo es, sin duda alguna, la cotización a la Seguridad Social por ingresos reales. Respecto a esto, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha indicado que este nuevo sistema de cotización podría estar operativo el próximo año 2022.

Esta es una fórmula que permitiría a los trabajadores autónomos (unos tres millones según los datos del Régimen Especial de Trabajdores, RETA), cotizasen en función de sus ingresos y no a través de la cuota fija, tal y como se ha venido haciendo hasta ahora.

Escrivá ha señalado que «se va a hacer un esquema progresivo en el tiempo para evitar que los desajustes no generen problemas de gestión administrativa a nadie«. Así que, con este nuevo sistema de cotización, los autónomos podrían tributar en función del cálculo que realicen sobre sus ingresos anuales.

Aunque no es oro todo lo que reluce y desde el Gobierno ya han matizado que no todos los trabajadores por cuenta propia podría aplicárseles la nueva metodología. Escrivá ha indicado que «esto se debe a que hay diferentes categorías donde no siempre se produce un engarce completo entre la dimensión fiscal y de cotizaciones a la Seguridad Social». Aunque, ha añadido que «el carácter operativo del sistema será progresivo y la intención es que el grueso de los autónomos empiece a cotizar de esta forma en el plazo de un año».

El 70% de autónomos pide cambios en el sistema de cotización

Como ya hemos indicado, la cotización por ingresos reales es una de las principales demandas del colectivo, tal y como se puede comprobar en los resultados obtenidos en el III Estudio Nacional de Autónomos (ENA), que fue publicado en noviembre de 2019 por la web de Infoautónomos en colaboración con la Universidad de Granada (UGR).

Este estudio determinó que el 70% de los autónomos pide un cambio en el sistema de cotización, pero, en contra de lo que se piensa, la idea de un sistema de cotización adaptado a los ingresos no convence a todos. Tan solo un 37% estaría de acuerdo con la implantación de una cuota progresiva atendiendo a tramo de ingresos. El 34% afirma que estaría en desacuerdo con esta solución y el 27,2% no tiene una opinión sobre esta nueva medida.

Sobre todo, uno de los problemas a los que se está enfrentando la aprobación definitiva de este nuevo modelo es el acuerdo entre todas las partes. Esto es esencial, el que se consiga un consenso entre el Gobierno, las asociaciones de autónomos y trabajadores por cuenta propia. De esta forma, además de conseguir una notable mejora en las condiciones económicas de los autónomos, por lo que así quedarían satisfechas todas las partes implicadas.

Así afectaría el nuevo sistema de cotización

Aunque pueda parecer algo perfecto, lo cierto es que este nuevo sistema de cotización por ingresos reales tendrá una serie de particularidades y efectos que se tendrían que tener en cuenta, sobre todo cuando se concrete y que se ponga definitivamente en marcha.

Cuando se produzca este cambio en el sistema de cotización que plantea el Ministerio de Seguridad Social, Los principales efectos inmediatos que podrían tener sobre la economía de los autónomos serían:

  • Incremento de las cotizaciones de los autónomos: los trabajadores por cuenta propia que cotizan por la base mínima se reducirían de forma notable, aunque pasarían a recibir mayores coberturas.
  • Aumento de la recaudación por parte de la Seguridad Social con respecto al sistema actual.
  • Lo que queda en el aire es qué ocurrirá con una de las bonificaciones más destacables de las cuotas de autónomos, la tarifa plana, en el caso de que se pasase a cotizar por ingresos reales.

Fue el pasado mes de octubre cuando el Gobierno se reunió con las organizaciones de autónomos para presentarles un primer modelo del sistema de cotización por ingresos reales. Esta propuesta dejaría fuera a la mitad de los trabajadores por cuenta propia y subiría la cuota a 700 mil autónomos y es que es un sistema que solo podría aplicar a aquellos autónomos que tributan en estimación directa y, además, a aquellos sobre los que se puedan conocer sus rendimientos netos. Todos ellos suman unos 1,5 millones, que es algo menos que la mitad de los 3,2 millones que están afiliado al Régimen de Autónomos.

El resto de autónomos quedarían fuera como, según ATA, «el millón de autónomos que pagan en estos momentos el Impuesto de Sociedades ; también los 200.000 que son familiares colaboradores o los 350.000 que están cotizando por módulos. A estos se les aplicaría el rendimiento neto que marcase Hacienda anualmente», ha apuntado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Este nuevo acuerdo, además de mejorar las situaciones de los autónomos de temporada, elimina la necesidad de que los autónomos hayan sido beneficiarios entre marzo y junio de 2020 del cese de actividad para acceder a la misma.

Asimismo se contempla la suspensión de la subida de los tipos de cotización hasta el 31 de mayo. Desde enero de este año, la cuota de los autónomos iba a volver a subir entre 2 y 12 euros por el acuerdo que se alcanzó en 2018, que establecía el aumento progresivo de los tipos de cotización aplicables por contingencias profesionales y por cese de actividad de los autónomos incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia (RETA) y el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

Por último, el acuerdo recoge que los autónomos podrán acceder a la prestación por cese de actividad y exoneración de las cuotas del 100% de todos los trabajadores por cuenta propia si en el primer semestre de 2021 tiene una caída de actividad del 50% con respecto al último semestre de 2019. En el anterior Real Decreto, la caída que se solicitaba para acceder a la prestación era del 75%.