Esto es todo lo que deberías saber sobre la nueva ley antifraude

ley antifraude 2

Esto es todo lo que deberías saber sobre la nueva ley antifraude

ley antifraude 3

El 11 de octubre de 2021, entró en vigor la Ley antifraude 11/2021, cuyo objetivo primordial es la lucha contra el fraude fiscal. Entre otras cosas, prohíbe el uso de sistemas informáticos que manipulen la contabilidad y falseen cuentas de una empresa, atacando directamente al software de doble uso.

¿Quieres saber más sobre esta nueva ley? A continuación te contamos cómo puede afectarte y las repercusiones que puede tener.

Principales objetivos de la ley antifraude

Lo que a corto plazo persigue esta ley es acabar con todos los softwares que permiten hacer una doble contabilidad. Estos programas lo que permiten es, al usuario, registrar los ingresos y cobros con una doble contabilidad, es decir, en una «Caja B». De esta forma, el usuario ve toda la información, pero a efectos contables y fiscales, los ingresos no constan un ningún sitio, algo que permite evadir algunos como el IVA o el de Sociedades.

Así, con esta ley va a ser más fácil sancionar a los fabricantes de este tipo de programas y también a los usuarios. El objetivo de esta ley no es otro que reconducir hasta 200 mil millones de euros vinculados a la manipulación de los registros contables.

A su vez, esta nueva ley, obliga a los productores y usuarios de programas de facturación a garantizar la integridad, conservación, legibilidad, accesibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros. También abre la opción de establecer especificaciones técnicas para estos sistemas, como los formatos estándar o la debida certificación.

Cambios de la nueva ley antifraude 2021

Pero esta nueva ley no ataca solo a los softwares sino que también limita las cantidades de los pagos en efectivo, suprime ventajas fiscales en los pactos sucesorios, apuesta por un control más exhaustivo de las criptomonedas. Básicamente, estos son los cambios que afectan tanto a individuos como empresas con la llegada de la nueva ley antifraude:

  • Se limitan los pagos en efectivo a 1.000€.
  • Congelación del impuesto de matriculaciones.
  • Cambios en los pactos sucesorios o herencias en vida: se suprimen las ventajas fiscales si los bienes obtenidos por esta vía se transmiten antes de cinco años. Un cambio que afecta a Aragón, Baleares, Cataluña y Galicia.
  • Regulación de las entradas domiciliarias en procedimientos de inspección tributaria.
  • Control de las criptomonedas: se obliga a informar sobre saldos y titulares de estas monedas y de todas las operaciones realizadas con ellas.
  • Baja a 600.000€ el umbral de deuda con Hacienda para aparecer en la lista de morosos.
  • Quedan prohibidas las amnistías fiscales.
  • Otras medidas relacionadas con los paraísos fiscales, el Catastro, el SICAV y el SOCIMI.

Cómo cumplir los requisitos de la ley antifraude

ley antifraude 2

Si Hacienda pidiera justificar sus procedimientos a la empresa o al software, deberás demostrar que cumplimos con la normativa legal. De momento, todo funciona de forma reactiva: al no existir unos requisitos mínimos, especificaciones técnicas u homologaciones, debes estar siempre al día, para no volverte loco en el caso de que Hacienda contactara contigo.

Multas de la nueva ley antifraude

Las multas de la nueva ley antifraude pueden ir de los 1.000 a los 150.000€ y señala que «la infracción señalada en el apartado 1 anterior se sancionará con una multa pecuniaria fija de 150.000 euros, por cada ejercicio económico en el que se hayan producido ventas y por cada tipo distinto de sistema o programa informático o electrónico que sea objeto de la infracción. No obstante, las infracciones de la letra f) del apartado 1 de este artículo se sancionarán con multa pecuniaria fija de 1.000 euros por cada sistema o programa comercializado en el que se produzca la falta del certificado.”

Cumplir los requisitos de la ley frente a las Cajas B y dobles contabilidades

Según la nueva ley «constituye infracción tributaria la fabricación, producción y comercialización de sistemas y programas informáticos o electrónicos que soporten los procesos contables, de facturación o de gestión por parte de las personas o entidades que desarrollen actividades económicas, cuando concurra cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Permitan llevar contabilidades distintas en los términos del artículo 200.1.d) de esta Ley.
  • Permitan no reflejar, total o parcialmente, la anotación de transacciones realizadas.
  • Permitan registrar transacciones diferentes a las anotaciones realizadas.
  • Permiten alterar transacciones ya registradas incumpliendo la normativa aplicable.
  • No cumplan con las especificaciones técnicas que garanticen la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros, así como su legibilidad por parte de los órganos competentes de la Administración Tributaria, en los términos del artículo 29.2j) de esta ley.
  • No se certifiquen, estando obligado a ello por disposición reglamentaria, los sistemas fabricados, producidos o comercializados.

Antesala a la digitalización

ley antifraude 1

Sin duda alguna, esta nueva ley antifraude 2021 es la antesala a la digitalización y de la certificación de los procesos de facturación y contables. Aunque es cierto que aún no existen especificaciones técnicas concretas, se prevé que sea la base para, en un futuro, incorporar elementos como la facturación electrónica, al igual que ha sucedido en otros países.

España tiene una deuda pública cada vez mayor. La pandemia ha complicado esto y las ayudas de la Unión Europea irán, cada vez, más condicionadas al cumplimiento de acciones contra el fraude fiscal y la economía sumergida. De esta forma se espera que este tipo de medidas sean cada vez más habituales y provoque una aceleración de la Administración electrónica y sus requerimientos cada vez más exigentes.

Así que es el momento de prepararse, de estar al día de toda la normativa europea y apostar por digitalizar toda la facturación.