¿Que dEBE HACER un autónomo ante una Inspección de Hacienda?

¿Que dEBE HACER un autónomo ante una Inspección de Hacienda?

inspección hacienda 3

Si hay algo con lo que los autónomos tienen que convivir es con la posibilidad de que un inspector de Hacienda visite su negocio en cualquier momento. El objetivo de una inspección por parte de la Agencia Tributaria no es otro que detectar irregularidades fiscales en la actividad. En este sentido, el colectivo de los trabajadores autónomos o por cuenta propia es uno de los más vigilados por Hacienda. El motivo no es otro que una parte de él ni siquiera tiene que llevar la contabilidad de sus ingresos.

Así que si un inspector visita tu negocio, será conveniente que actúes de la forma más diligente posible y colaborar, en la inspección, en la medida de lo posible. Existen una serie de factores que deberías tener en cuenta.

Cosas que debes saber antes de la inspección de Hacienda

Antes de que se inicie un posible proceso de inspección de tu negocio, tendrás que conocer algunos aspectos que pueden ayudar, en gran medida, a que la situación no se agrave.

Lo primero a tener en cuenta es que el inspector solo puede llevar a cabo un proceso de este tipo si cuenta con una autorización escrita del delegado de Hacienda de la zona o del domicilio fiscal. El autónomo, por tanto, cuenta con todo el derecho de pedírsela antes de dejarle acceder al negocio.

Asimismo, aunque el funcionario cuente con esta autorización, solo podrá acceder a las instalaciones con el permiso del titular del negocio o de algún apoderado. Es decir, el inspector no podrá entrar si no se pone en contacto antes con el dueño del negocio o con alguien en el que se delegue este poder. Además, esta persona debe estar presente durante el proceso.

Por el contrario, en caso de negar el acceso al inspector con autorización, se procederá a solicitar una orden judicial y ya no habrá necesidad de que el dueño esté presente durante la inspección. En caso de disponer de un asesor fiscal o abogado, el autónomo tiene derecho a posponer la inspección hasta que esté presente.

También debes saber que el domicilio particular es inviolable, según la Constitución Española. Por eso, si la actividad se desarrolla desde el hogar, sí que será imprescindible una orden judicial para llevar a cabo una inspección. Así que será deber del autónomo exigir la documentación y acreditación del inspector. Además, tienes que saber que el proceso de inspección solo va a poderse llevar a cabo en horario comercial, a no ser que una orden judicial disponga lo contrario.

Cómo actuar durante la inspección

Al igual que tienes que tener consideraciones sobre todo lo que acontece antes de la inspección, también hay alguna serie de cosas que deberías saber durante la ejecución del proceso.

Lo primero a tener en cuenta es que si el propietario del negocio obstruyese la labor del inspector o no facilitase la documentación que este requiere, la sanción podría llegar hasta el 2% de la cifra de negocio del último ejercicio declarado. La sanción mínima alcanza los 20 mil euros y la máxima los 600.000 euros.

Si el inspector quiere usar los ordenadores, el dueño del negocio no podrá negarse y deberá siempre colaborar, en la medida de lo posible. Siempre, el autónomo deberá mantener una actitud amable y de cooperación. Asimismo, tendrá que facilitar todos los documentos con trascendencia tributaria.

Aunque el propietario del negocio o autónomo también tiene el derecho a negarse a permitir el acceso a cajas fuertes, cajones con llaves o similares que pudieran contener documentos de carácter confidencial que pueden afectar a la intimidad, al derecho a la inviolabilidad de la correspondencia o al derecho a no declarar contra sí mismo. Así que para que el inspector pueda llevar a cabo este tipo de registros o acceder este tipo de archivos necesitará una orden judicial.

El funcionario de la Agencia Tributaria también tiene derecho a realizar copias de documentos o de discos duros si estima oportuno, exceptuando datos de carácter confidencial. A su vez, los empleados de la empresa podrán ser interrogados y, en estos casos, la mejor opción es no faltar a la verdad.

Al terminar la inspección, es muy importante que, como autónomo, sepas que tendrás que firmar las diligencias. Eso sí, se debe recalcar que será imprescindible leer con detenimiento el documento y no firmar si el inspector ha incluido conclusiones propias. Así que nunca deberás firmar este documento si falta a la verdad o no es acorde con la realidad de la empresa.

Consejos clave para afrontar una inspección de Hacienda

inspección hacienda 1

Si quieres salir bien parado de una inspección por parte del fisco, será importante que mantengas en orden tu fiscalidad, una tarea que, a veces, se vuelve algo complicada. Así que si recibes un aviso de inspección, algunas recomendaciones a tener en cuenta y que deberías poner en práctica son las siguientes:

  • Leer con atención las indicaciones de la notificación, ya que, en algunos casos, hay requerimientos específicos que necesitas conocer.
  • Hacer una evaluación de tu situación fiscal para detectar fallos o factores de riesgo que te pondrían en aprietos con Hacienda.
  • Poner en orden toda la documentación de las transacciones hechas en el último período. También deberás tener a mano los libros contables, libros de facturas y cualquier otro soporte de tus movimientos financieros.
  • Mostrarte colaborativo y dispuesto durante toda la inspección. Si tienes empleados, adviérteles sobre la importancia de prestar su apoyo y ceñirse a la verdad, como hemos comentado anteriormente. Es probable que los inspectores les interroguen y cualquier contradicción pueda afectar de forma negativa.

Así que, como puedes ver, si has recibido una notificación de inspección de Hacienda, no tendrías por qué entrar en pánico, pero sí prepararte para la misma. A fin de cuentas, es un procedimiento delicado que puede durar meses y que requiere atención y esfuerzo. Aunque con un correcto control de tu situación fiscal y la asesoría adecuada, podrás demostrar que tu negocio funciona de acuerdo a la ley.