¿Qué debes saber si vendes infoproductos?

¿Qué debes saber si vendes infoproductos?

Debido a la llegada de la pandemia, uno de los cambios más notables que se han venido experimentando ha sido la proliferación de negocios basados en la venta de productos digitales. Vender infoproductos está siendo una estrategia empresarial en auge debido a que el consumo de productos digitales por parte de los usuarios se ha convertido en algo cotidiano.

Si eres autónomo y comercializas este tipo de productos en la Red, debes tener muy en cuenta que tendrás que cumplir una serie de requisitos legales para no correr el riesgo de sufrir sanciones derivadas de una gestión irregular de los mismos. Es por eso por lo que, a continuación, te explicaremos cómo este tipo de actividades también están sujetas a una regulación legislativa, al igual que cualquier otra actividad económica.

¿Qué es un infoproducto?

En Internet y el mundo del blogging, la fiebre de los infoproductos ha llegado para quedarse. Cada vez existen más y no parece que este sistema para ganar dinero con un blog se vaya a terminar pronto.

Como su nombre indica, un infoproducto es un producto formativo que se distribuye a través de Internet. Se trata de un pequeño producto (ebook, curso o whitepaper, entre otros) basado en la experiencia de un profesional destinado a ayudar a su buyer persona.

Se tratan de productos muy específicos y que, en algunas ocasiones, están dirigidos a públicos muy reducidos. Además, estos productos destacan por no distribuirse de forma física. Es decir, no hay envíos y no hay clases presenciales ni nada cara a cara. Es decir, todo es digital y se distribuye a través de plataformas que automatizan el proceso al 100%.

Algunas de las ventajas que presentan los infoproductos son los siguientes:

  • Distribución casi gratuita: la diferencia de precio entre distribuir un producto por correo ordinario o dar formación presencial con utilizar una plataforma cerrada para crear un curso o enviar un ebook electrónico es muy grande. Salvo el coste que tenga el software que utilices para realizar este proceso, el resto será 100% gratis.
  • Fácil de crear: producir un infoproducto puede llevar semanas o incluso días. Esto permite recoger los frutos de un trabajo «puntual» durante meses y meses posteriores.
  • Ingreso pasivo: el infoproducto se crea y, tras hacerlo, solo tienes que darle soporte y promoción. Salvo que hagas una reedición, tu trabajo ha terminado una vez lo creas. 

Algunos ejemplos de infoproductos que triunfan últimamente son los ebooks, los cursos online y los webinars. En cualquier sector o nicho encaja crear cualquiera de ellos.

Cómo tributan los infoproductos

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta sobre los infoproductos es que la clasificación de las actividades económicas, dentro de la tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), se hace atendiendo a la naturaleza material de dichas actividades.

Por tanto, aquellas actividades mediante las que se prestan servicios a través de redes informáticas como Internet o similares, deben tributar conforma a la verdadera naturaleza de la actividad ejercida. Esto dependerá de las condiciones que se apliquen al prestador de los servicios y el modo en que se realicen.

Consideraciones fiscales de los infoproductos

Situación con Hacienda

En caso de que percibas tus ingresos exclusivamente a través de la vente de infoproductos como actividad económica, deberás darte de alta como autónomo y cumplir con tus obligaciones fiscales trimestrales y anuales. Mientras que en el caso de que vendas los infoproductos a través de un tercero (que pague sus derechos de autor), no tienes que darte de alta como autónomo.

Aplicar el IVA

La aplicación del IVA en las ventas intracomunitarias dependerá de si el comprador es un consumidor final o un empresario profesional registrado en el Registro de Operadores Intracomunitarios.

Respecto a los clientes consumidores finales, a partir del 1 de julio, el límite de umbral común a escala comunitaria será de 10.000 euros para tributar en origen. Incluirá conjuntamente tanto las ventas a distancia como los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión, y los prestados por vía electrónica. Si se supera el límite de 10.000 euros, las ventas tributarias en el país del comprador.

El IRPF

Deberás presentar trimestralmente el Modelo 130 con el que pagarás a Hacienda el porcentaje correspondiente a los beneficios obtenidos a través de la venta de tus infoproductos. Por cada venta que realices tienes que remitir siempre su correspondiente factura.

¿Cuáles son los aspectos legales de los infoproductos?

Propiedad intelectual

Aunque la legislación no obliga, será recomendable que registres tus infoproductos. El registro será muy útil fundamentalmente probatorios en caso de presentar algún tipo de pleito sobre plagio o sobre la autoría de tu obra. También, en caso de querer demostrar tu rol de autor del infoproducto de cara a una prohibición sobre algún tipo de uso no autorizado, una licencia o alguna forma de cesión de derechos.

Requisitos legales de tu web

Mediante el Aviso Legal de tu blog o web deberás informar sobre quién eres al comprador de tu infoproducto. En las Condiciones de Venta debes especificar todos los detalles de la compra. 

Tampoco debes olvidarte de incluir tu Política de Cookies, así como cumplir con la LSSI, informando al usuario de forma clara e inequívoca y con la Ley de Protección de Datos.

Como habrás podido comprobar, si vas a lanzarte como autónomo a la venta de infoproductos son muchos los aspectos que debes tener en cuenta para no llegar a cometer errores que puedan suponerte multas o sanciones indeseadas. Si no tienes idea del proceso, lo mejor es que acudas a un experto, para conseguir una gestión personalizada del negocio, cuidando todos los detalles.