¿Qué es el dropshipping y cómo puedes montarlo?

dropshipping

¿Qué es el dropshipping y cómo puedes montarlo?

dropshipping

En la actualidad, el comercio electrónico está en auge y una variante que deberías conocer es el dropshipping, el cual ha nacido como respuesta a un mercado globalizado como el actual, que está lleno de competidores y en el que el más rápido y económico, se suele llevar a la mayor cantidad de clientes. 

Si estás pensando en montar un dropshipping, debes saber que no es necesario invertir mucho dinero, tan solo necesitarás una web muy bien posicionada y que sea capa de atraer al mayor número de potenciales clientes posibles. ¿Quieres conocer más sobre esta modalidad del comercio electrónico? A continuación te ofrecemos todos los detalles sobre esta y lo que deberías conocer para lograr conseguir el éxito entre los usuarios de Internet y convertirles en clientes.

¿Cuál es el funcionamiento del dropshipping?

El funcionamiento del dropshipping es bastante sencillo: el propietario de una tienda online o e-commerce se dedica a ofrecer productos de diferentes proveedores (dropshippers) y a ponerlos en contacto con potenciales clientes que están demandando esos productos.

Es decir, el propietario del e-commerce no almacena productos, no empaqueta y tampoco gestiona los envíos sino que solo se encarga de recoger el pedido, contactar con el dropshipper y realizar la facturación. La gestión de las devoluciones, a su vez, corre a cuenta del dropshipper, así que es conveniente siempre contar con proveedores con garantías, ya que la imagen de tu tienda va a depender de ellos.

Requisitos para montar un dropshipping

Son varios los requisitos que debería cumplir un dropshipping para poder empezar a funcionar y estos son los siguientes:

  • Fiscales: existe la obligación de cursar el alta en Hacienda y en Seguridad Social como autónomo o empresario.
  • Protección de Datos: la tienda online debe respetar el Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.
  • Ley del comercio electrónico (LSSI): deberás respetar y conocer siempre la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.

¿Cuál es la fiscalidad del dropshipping?

dropshipping

La fiscalidad de este tipo de comercio electrónico es bastante compleja y se debería de analizar desde dos puntos de vista diferentes:

  • IRPF: existen al año, cuatro pagos fraccionados a cuenta de tu Declaración de la Renta anual, donde pagarás, en cada uno, el 20% de los beneficios obtenidos entre tus transacciones.
  • IVA: son varias las causas que se pueden dar dependiendo de donde estén localizados tus clientes y proveedores. Lo recomendable es darte de alta como operador intracomunitario en el censo VIES (ROI) y en el censo de operadores económicos (EORI) para así realizar importaciones y exportaciones tanto dentro como fuera de la Unión Europea.

Es decir, la gestión fiscal de una web online de dropshipping es bastante compleja, así que sería recomendable que trabajaras con asesores fiscales con experiencia, para así no llevar a cabo ningún tipo de error.

¿Qué beneficios presenta el dropshipping? 

Son varios los beneficios que presenta el dropshipping para cada una de las partes. Para el negocio, el propietario del e-commerce, su principal ventaja es que puede vender productos sin stock y ganar una comisión sobre el precio del mayorista o fabricante.

Para el dropshiper, por su parte, su principal beneficio es que podrá vender más productos en Internet, sin tener que preocuparse por posicionar y/o gestionar una tienda online propia.

Además, para tu negocio, un servicio de dropshipping presenta las siguientes ventajas:

  • Poca inversión inicial: el minorista no debe realizar una fuerte inversión inicial para la creación de este modelo de negocio. Es decir, es una forma barata de crear una tienda, al no asumir gastos en instalaciones, aprovisionamientos o distribución de los mismos.
  • Menos gestiones logísticas: los quebraderos de cabeza que puede suponer el prepara con los paquetes y lidiar con las empresas logísticas para la distribución de los artículos desaparecen en este tipo de negocio.
  • Reducción de gastos fijos: los gastos fijos que genera son bastante más reducidos que si el negocio fuera físico. Los gastos variables están sometidos al éxito de las ventas, por lo que se asume poco riesgo creando este negocio.
  • Gran escalabilidad: como tienda online, el dropshipping tiene un horizonte abierto para la venta de sus productos, la escalabilidad es un hecho.
  • No son necesarias contrataciones: en teoría, el dropshipping no conlleva gastos de personal, al no tener ni almacén ya que no se necesita personal para poder gestionarlo y llevarlo al día.

Algunas desventajas del dropshipping

dropshipping

Aunque, al igual que ocurre con todas las técnicas de ventas que se desarrollan de forma online, también tiene algunos inconvenientes que deberías sopesar, como son los siguientes:

  • Gran trabajo SEO y SEM: un pobre posicionamiento web hará que el negocio tenga unas ventas mediocres. Deberás fomentar estos posicionamientos para poder fomentar las ventas.
  • Duplicar gastos de envío: si el comerciante minorista cuenta con dos o más proveedores de dropshipping, el inconveniente al que hará frente será que el usuario puede comprar un par de artículos de diferentes distribuidores y se tenga que enviar dos paquetes diferentes. Esto lo que hace es que el margen de beneficio que se podría obtener con el envío de un solo paquete se reduzca al ser dos.
  • Falta de seriedad y compromiso: aunque el minorista logre vender, su negocio dependerá de la seriedad y el compromiso del proveedor. Si él no cumple lo estipulado, puede derivar en una nefasta experiencia para el cliente.
  • Gran competencia: el dropshipping es un tipo de negocio en gran crecimiento y la competencia puede llegar a asfixiarte, algo que puede hacer que tengas que bajar el margen de beneficio para lograr conseguir levantar las ventas. Así que es muy importante escoger un nicho rentable, con demanda pero una escasa competencia.