Conoce todo sobre el IVA devengado

IVA

Conoce todo sobre el IVA devengado

Para cualquier empresa o trabajador autónomo, un concepto que debe conocer es el de IVA devengado, el cual no es otro que el impuesto que recibe por una factura. Este es un tributo que se debe entregar a la Agencia Tributaria al finalizar cada trimestre y esto se hace a través del modelo 303. Hacienda, por tanto, lo que hace es externalizar la recaudación de este impuesto a los profesionales, que son luego los que han de efectuar la entrega de la cuota cuando le corresponda.

Así que si no sabes bien en qué consiste este concepto, no te preocupes porque, a continuación, te vamos a ofrecer una guía con todo lo que tienes que saber sobre el IVA devengado y cómo gestionarlo.

¿Qué es el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido)?

Como ya sabrás, el Estado necesita recaudar impuestos para que todos podamos tener servicios públicos y una de las formas de lograrlo es a través de impuestos directos como es el caso del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Este es un tributo que se calcula siempre teniendo en cuenta la base imponible de la factura y multiplicándose por el tipo de IVA que corresponda.

En este 2021, el tipo de IVA general está en el 21%. Esto significa que si vas a emitir una factura de 100 euros, por ejemplo, y tu actividad está gravada por un IVA general, tu cliente te tendrá que entregar 21€ de IVA. Por otro lado, existe el IVA reducido del 10% (que grava el cine, por ejemplo) y también el superreducido, que está al 4% (productos de alimentación no elaborados y medicamentos).

En cuanto al IVA devengado, a este se le conoce como el IVA repercutido. No hay ninguna diferencia entre ambos conceptos. Aunque, por regla general, es más común el uso del primero para referirse al IVA que se cobra a los clientes.

¿Qué diferencia existe entre el IVA devengado y el deducible?

El IVA devengado es el tributo que tus clientes han tenido que pagar por las facturas que has emitido. Este IVA que te han entregado no es un dinero que vaya a ser tuyo sino que se lo tendrás que entregar directamente a la Agencia Tributaria cuando corresponda.

Cada trimestre, el empresario o autónomo, tendrá que presentar el modelo 303 y entregar la totalidad de la cuota de IVA que ha recibido. Ahora bien, habría que tener en cuenta que, de la misma forma que emites facturas con IVA, como profesional también vas a tener que hacer frente a otras facturas para realizar tu actividad profesional. Este IVA que has tenido que pagar para realizar tu actividad es el que se conoce como IVA deducible.

Concepto de IVA deducible

IVA

La Agencia Tributaria permite deducirse el IVA que el autónomo ha pagado durante el ejercicio de su actividad. Eso sí, no vale cualquier factura, sino solo aquellas que estén relacionadas directamente con el ejercicio de su actividad y que cumpla con las siguientes condiciones:

  • El IVA tiene que corresponder a un impuesto gravado en España. Es decir, no se puede deducir el IVA de otros países.
  • Solo los empresarios y autónomos pueden deducirse el IVA. Además, tendrán siempre que solicitar una factura y anotarlo en el libro de cuentas.
  • El IVA de productos como alimenticios, tabaco o gastos de representación no son elegibles para contar como deducibles según la Ley de IVA.

Principio de devengo

Cuando vayas a emitir una factura, como emisor tienes que anotar todos los datos relativos a la misma en el libro de cuentas y no cuando recibas el dinero. Esto es importante que lo sepas, sobre todo en lo relativo a la presentación de las declaraciones trimestrales de IVA. Efectivamente, incluso cuando no hayas cobrado la factura, la empresa o autónomo tendrá que pagar el IVA correspondiente a las facturas emitidas.

Factura devengada: definición

Teniendo en cuenta esto de que se debe anotar el IVA devengado en el momento en el que se emita la factura, debes saber qué pasa si no se produce el pago del mismo. De forma evidente, será necesario, por un lado, indicar, en el libro de cuentas, el devengo que se ha generado en el momento de generar la factura y, por otro lado, contabilizar en otro apartado, el dinero que falta por recibir con cargo a cuenta de los clientes.

Cuenta contable del IVA devengado

Gracias a la cuenta contable del IVA devengado se puede saber cuál ha sido el IVA repercutido durante el ejercicio y si diferencia respecto al IVA soportado. El resultado de toda esta cuenta contable será la cuota de IVA que se ha de abonar al finalizar el trimestre o el ejercicio fiscal.

¿Es igual el IVA devengado que el deducido?

IVA

Lo primero que debes saber es que el IVA devengado nunca es deducible ya que, al fin y al cabo, quien lo ha pagado es el cliente. Lo que sí que te puedes deducir es el IVA soportado. Este es el impuesto que se ha pagado en las facturas del autónomo o empresa para bienes o servicios que necesita desarrollar su actividad profesional.

IVA devengado en el Modelo 303

Para indicar el IVA soportado por parte del autónomo o empresa, tendrás que ir a las casillas 28, 29, 30 y 31. En las dos primeras hay que anotar los productos consumibles y en las dos últimas, los bienes de inversión.

El IVA devengado siempre se calcula en función de la base imponible. De igual forma ocurre en el modelo 303, en el que el contribuyente tiene que rellenar la cantidad total de la base imponible que ha facturado por su actividad económica seleccionado el porcentaje de IVA que le corresponda.

Esto significa que si un autónomo o empresa tiene que declarar facturas gravadas en distinto porcentaje, tendrá que separar la base imponible en función de los mismos. Esto es sumar la base imponible de las facturas con un IVA al 21%, por ejemplo, y por otro lado, la suma de las facturas al 10%.