Descubre todo sobre el holding empresarial y sus beneficios fiscales

Descubre todo sobre el holding empresarial y sus beneficios fiscales

En el ámbito económico, muchas veces, los anglicismos suelen generar confusión. Uno de los términos que seguro que alguna vez has escuchado es el de holding empresarial. Si no sabes en qué consiste y quieres conocer cuáles son sus beneficios fiscales, no te preocupes que, a continuación, te vamos a ofrecer todos los detalles para que conozcas al máximo a esta figura empresarial.

Definición de holding empresarial

Si se refiere al mundo de la empresa, un holding se correspondería con un grupo de sociedades. En este grupo, existe una empresa dominante y una o más empresas subordinadas a ella. Es un concepto que proviene del verbo inglés «to hold» que, según el diccionario de la Universidad de Oxford significa, entre otras cosas, poseer. 

Con esta definición, lo que se entiende es que la empresa principal posee el control de las subordinadas, que tienen personalidad jurídica propia pero no decisión. 

El principal precepto jurídico de los holdings empresariales es el artículo 42 del Código de Comercio, donde se encuentra la definición y algunas obligaciones de la empresa dominante. La forma en la que la sociedad dominante (a la que se llama sociedad holding) ejerce  el control de la gestión de las sociedades dominadas es a través de la participación directa y de manera mayoritaria en sus capitales.

Esto lo que facilita es la dirección unitaria de todo el grupo, con sus consecuentes ventajas en la planificación, que será global, así como en la coordinación intraempresarial de actividades. El gran inconveniente, para las subordinadas, es su inexistente autonomía económica a pesar de tener autonomía jurídica.

¿Se necesita facturación millonaria para crear un holding?

La respuesta es simple a esta pregunta y es que para crear un holding empresarial no es necesaria una facturación de millones de euros ni una actividad multinacional. Tan solo basta con tener sectores diferenciados de negocios, querer optimizar recursos fiscales y empresariales y una asesoría de empresas que te pueda guiar por el camino.

Algunas ventajas del holding empresarial

Para el empresario, una de las principales ventajas de crear un holding empresarial es que le permite diversificar la responsabilidad del empresario, ya que cada línea de negocio tendría una sociedad participada diferente. Se trata, por tanto, de una figura muy flexible, ya que permite la entrada y salida de socios según se necesite.

En cuanto a las operaciones entre socios y/o socios y empresa se conocen como operaciones vinculadas y existe la obligación mercantil de documentarlas y valorarlas a precio de mercado. En el caso del holding empresarial, esta obligación desaparece flexibilizando y facilitando las operaciones de intragrupo.

¿Cómo constituir un holding empresarial?

Aunque pueda parecer una figura empresarial un tanto difícil de entender, en la práctica real, su constitución no dista mucho de cualquier otra empresa de responsabilidad limitada o sociedad anónima. Es decir, se requiere pasar por notaría y registro, liquidar los correspondientes impuestos autonómicos y la presentación de su modelo censal en Hacienda.

A la hora de darle forma a los estatutos de un holding empresarial, será necesario prestar especial atención a la política de distribución de dividendos, a la compraventa de participaciones y las correspondientes entradas y salidas de socios y fijar, adecuadamente, los órganos de gestión y control de la compañía y su retribución.

Ventajas fiscales de un holding empresarial

Básicamente, la principal ventaja fiscal se encuentra en la posibilidad de optar por el régimen de consolidación fiscal en el Impuesto sobre Sociedades. Esto permitiría establecer un contribuyente como unidad y la compensación de los beneficios de un sector con las pérdidas de otro.

Además, se puede evitar la doble imposición en el Impuesto sobre Sociedades, ya que ni la distribución de dividendos ni la venta de participaciones afecta fiscalmente a la empresa holding.

Otra de las ventajas fiscales es que la estructura empresarial del holding facilitaría el relevo generacional. La empresa matriz sería la tenedora del resto de sociedades filiales y el holding empresarial tendría una reducción especial del 95% en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Por último, se puede destacar que, al mantener actividad económica, el holding empresarial, estaría exento de tributar en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Como habrás podido comprobar en el holding empresarial son todo ventajas y no es una figura exclusiva de las grandes empresas. Cualquier pequeño empresario puede montar su mini holding empresarial y empezar a beneficiarse de sus características, siempre que se cuente con la ayuda profesional de asesores de empresas especializados.

Tan solo hay algún aspecto negativo para el holding empresarial y la fundamental es que no son aptos para todos los casos y es por ello por lo que resulta fundamental estudiar todos los pormenores de cada situación. Y es que, para algunas empresas el crear un holding proporcionará muchísimos beneficios mientras que, para otras, puede resultar negativo y es por tanto que se recomienda realizar con anterioridad un estudio fiscal para valorar esta opción si es que te estás planteando constituir o entrar a formar parte de un holding empresarial con tu negocio.

Asimismo, debes considerar que otra de las desventajas de los holdings empresariales es que existe mucho riesgo de que se conviertan en un monopolio, ya que la empresa irá creciendo y captando pequeñas empresas de su área y, finalmente, puede llegar a controlar todo el mercado.