¿Quiénes pueden acogerse a la jubilación activa del autónomo?

¿Quiénes pueden acogerse a la jubilación activa del autónomo?

La palabra jubilación deriva del vocablo júbilo y es por eso por lo que son muchas las personas que cuando llegan a edad concreta de jubilarse se sienten eufóricos por tener tiempo para ellos mismos y dedicarlo a actividades que les resultan placenteras. 

Eso sí, en el sector de los autónomos, te conviene saber que también existe el término de jubilación activa del autónomo. Pero, ¿sabes en qué consiste? Si no lo sabes, no te preocupes porque a continuación te vamos a ofrecer una aproximación a este concepto y también todos los aspectos que debes saber sobre el mismo.

¿En qué consiste la jubilación activa del autónomo?

La jubilación activa es una opción que existe desde el año 2013 y que consiste, básicamente, en compatibilizar el cobrar tu pensión de jubilación y trabajar al mismo tiempo. Desde el año que se instauró esta opción es cierto que ha sufrido una serie de reformas.

Con esta medida lo que se pretende es contribuir a la sostenibilidad del propio sistema de pensiones y promover el envejecimiento activo. Y en la actualidad es una opción a la que pueden optar tanto los trabajadores por cuenta ajena como los que trabajan por cuenta propia.

Requisitos de la jubilación activa del autónomo

Si quieres disfrutar de esta forma tan particular de pensión, son arios los requisitos que tienen que darse, los cuales son los siguientes:

  • El acceso a esta pensión se tiene que producir una vez cumplida la edad legalmente establecida y con el 100% de los años cotizados exigidos en cada momento. En la actualidad, esta es de 65 años y 36 años y 6 meses mínimos de cotización o de 65 años y 6 meses de edad, con menos de 36 años y 6 meses de cotización.
  • Quedarán excluidas de esta posibilidad aquellas jubilaciones que se hayan producido de manera anticipada y las que estén acogidas a bonificación.
  • El trabajo que vaya a ejercerse de forma paralela al cobro de la pensión puede ser a tiempo parcial o completo.
  • Se podrá realizar cualquier actividad económica ya sea por cuenta propia del pensionista o por cuenta ajena.

¿Cuál es la cuantía de la jubilación activa del autónomo?

Antes de conocer cuál será la cuantía que te corresponderá, primero debes saber la cantidad que cobrarás de jubilación. Para saberlo, debes calcular la base reguladora de tu pensión. Esto se consigue dividiendo por 308 tus últimos 264 meses cotizados. Para el año 2022 se espera que tengas que dividir tus cotizaciones de los últimos 25 años entre 300.

La jubilación activa lo que te va a permitir es optar por dos posibilidades: contratar o no contratar a nadie. Eso sí, antes de elegir una u otra opción debes saber que para poder cobrar el 100% de esta pensión contributiva tienes la obligación de contratar, como mínimo, a un trabajador por cuenta ajena.

Cómo es la cotización del autónomo por jubilación activa

Durante el desarrollo del trabajo por cuenta propia, que es compatible con la pensión de jubilación, los empresarios y autónomos profesionales cotizan al RETA únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, aunque es cierto que quedan sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8%.

¿Cuáles son los límites de la jubilación activa del autónomo?

Debes saber que la pensión se revaloriza cada año según establece el Sistema de la Seguridad Social, así que anualmente, estas cifras irán cambiando. Como es lógico, si estás cobrando el 50% de la pensión, estos incrementos anuales también se experimentarán al 50%.

Cobres el 50 o el 100% de esta modalidad contributiva, no tendrás derecho a los complementos para pensiones inferiores a la mínima durante el tiempo en el que te mantengas en jubilación activa.

Así que si después de aplicarle a tu base reguladora los coeficientes reductores que te corresponden, la cuantía de tu pensión como autónomo en jubilación activa queda por debajo de la mínima (835,80€ si se tiene un cónyuge a cargo; 677,40€ si no se tiene cónyuge o 643,90€ si se cuenta con un cónyuge no a cargo) no podrás sumarle ningún complemento de los que la Seguridad Social pone a tu disposición mientras estés disfrutando de esta jubilación contributiva.

Durante este período no tendrás que pagar cuotas a la Seguridad, tan solo cotizarás por incapacidad temporal y por contingencias profesionales. Y cuando la actividad económica con la que compatibilices tu pensión, también finalice, pasarás a cobrar el importe íntegro de la misma. Será el momento en el que quede extinguida la jubilación activa (que también queda extinta en caso de fallecimiento del pensionista).

¿Qué es la jubilación activa o parcial del autónomo?

Aunque puede ser sinónimo de confusión el que exista la jubilación parcial, debes saber cuáles son las diferencias entre esta y la jubilación activa. La primera es que para optar por la parcial no tendrás que esperar a la edad exigible para jubilarte de forma completa (cosa que sí ocurre en la jubilación activa) sino que a partir de cumplir los 60 años ya podrás decantarte por ella.

Asimismo, la jubilación parcial, tendrás que compatibilizarla con un trabajo a tiempo parcial y podría estar o no vinculada con la realización de un contrato de relevo. Es un tipo de jubilación contributiva que está aún pendiente de desarrollo parlamentario para los trabajadores por cuenta propia. Así que solo los trabajadores por cuenta ajena y los socios trabajadores o de trabajo de las cooperativas tienen derecho a disfrutar de este tipo de jubilación contributiva a día de hoy.

Lo que está claro es que la jubilación de los autónomos es, hoy en día, un auténtico hito a conquistar y es que hay muchos aspectos que deberían cambiar. Por ejemplo, se ha demostrado que la pensión media de un autónomo es un 41,3% inferior a la media de un trabajador en régimen general.