Tipos de IVA que existen en España y cómo se aplican

¿Cómo es el IVA y el IRFF en las facturas de los autónomos?

Tipos de IVA que existen en España y cómo se aplican

IVA

Si hay un elemento común en la factura de cualquier empresario es el IVA, el cual es algo que siempre ha que tener en cuenta. Para que puedas entender todo sobre los diferentes tipos de IVA que existen en nuestro país, a continuación te vamos a ofrecer una guía con todo lo necesario para comprender este concepto.

¿Qué es el IVA?

El IVA son las siglas de Impuesto sobre el Valor Añadido. Por tanto, se trata de un impuesto que graba el consumo final, por lo que solo paga el consumidor final, no el autónomo o empresario. Así que, por esta misma razón, cuando compras o vendes algo, se paga o ingresa el IVA, aunque después se liquida trimestralmente, es decir, se hace la devolución a Hacienda.

¿Qué es el IVA soportado? ¿Qué es el IVA repercutido?

El IVA soportado es el IVA que nosotros (consumidores) «pagamos». Por ejemplo, a la hora de comprarte un producto, has tenido que «soportar» un IVA a pagar por la compra de ese producto; pero es una compra que necesitas para desarrollar tu actividad, por lo que no podrás deducírtelo. Es decir, el IVA soportado es el IVA de los gastos.

Por su parte, el IVA repercutido es el IVA por el servicio prestado. Cuando emites una factura, retienes un IVA  por el servicio prestado, es decir, pagas el impuesto de ese servicio, que pagará el consumidor final. Como autónomos, emites la factura y este tipo de IVA lo paga la empresa o autónomos que te contrata y después, tú, al cobrarlo, junto con el importe total de la factura, lo liquidas a Hacienda a través del modelo 303. Tendrás que tener claro que este IVA no es tuyo y es por eso por lo que lo devuelves.

Los autónomos deben restar el IVA soportado al IVA repercutido en la liquidación trimestral y anual. 

¿Cómo aplicar el IVA en tu factura?

¿Cómo es el IVA y el IRFF en las facturas de los autónomos?

Los autónomos, cuando emiten factura, retienen un IVA, la empresa se lo paga y después, el autónomo lo liquida (se lo da) a Hacienda. Este es el recorrido que va a tener el IVA en la factura. Debes tener en cuenta que lo más probable es que debas aplicar tanto un IVA como un IRPF.

La gran mayoría de actividades de servicios profesionales deben aplicar IVA en sus facturas, excepto algunas actividades exentas de IVA (como es el caso de la enseñanza). Tanto el IVA como el IRPF se aplican a la base imponible. Es decir, a lo que el autónomo, en realidad, cobra por un servicio.

¿Qué IVA debes aplicar en tus facturas?

Actualmente, en España, existen tres tipos de IVA: general, reducido y superreducido. A continuación te ofrecemos en qué consiste cada uno de esos tipos de IVA, para que los tengas en cuenta.

  • IVA general: es el del 21%, el más típico. Básicamente, en la mayoría de productos y servicios que prestamos o nos prestan. A menos que no esté en los dos siguientes, deberás aplicar este.
  • IVA reducido: es del 10%. Entre algunos ejemplos se encuentran la hostelería, transporte de viajeros, suministro de comidas y bebidas, servicios por explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas, etc.
  • IVA superreducido: es del 4% y se aplica a bienes básicos como alimentos como el pan o leche, vividas de protección oficial, medicamentos esenciales, vehículos para minusválidos, etc.

Tipos de IVA en España

Si quieres cuáles son los diferentes tipos de IVA que se aplican en España, a continuación te los ofrecemos para que los conozcas a la perfección.

  • Sustancias o productos utilizados habitualmente e idóneamente para la nutrición: 10%. Se excluyen tabaco y bebidas alcohólicas (21%).
  • Animales, vegetales y demás productos destinados a la obtención de productos para la nutrición humana o animal, incluidos los animales reproductores y los destinados a su engorde antes de ser utilizados en el consumo humano o animal: 10%.
  • Bienes utilizados en la realización de actividades agrícolas, forestales o ganaderas como semillas, fertilizantes, residuos orgánicos, correctores y enmiendas, herbicidas, plaguicidas, plásticos para cultivos y las bolsas de papel para la protección de las frutas antes de la recolección: 10%.
  • Aguas aptas para la alimentación humana o animal para el riego, incluso en estado solido: 10%.
  • Medicamentos para uso animal: 10%.
  • Sustancias medicinales y principios activos utilizadas en su obtención: 10 y 21%.
  • Productos farmacéuticos de uso directo por el consumidor final (guantes, gasas, vendas, compresas, tampones, protegeslips, preservativos y otros anticonceptivos no medicinales: 10%.
  • Equipos médicos, aparatos y demás instrumental que por sus características objetivas estén diseñados para uso personal y exclusivo de personas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales. Se incluyen las gafas graduadas, lentillas y productos para su cuidado: 10%.
  • Cosméticos y productos de higiene personal (excepto compresas, tampones, protegeslips y preservativos): 10%.
  • Accesorios, recambios y piezas de repuesto de equipos médicos, aparatos y demás instrumental: 21%.
  • Viviendas, garajes (máximo 2 unidades) y anexos que se transmitan conjuntamente con la vivienda (4% y 10%).
  • Entradas a bibliotecas, archivos, centros de documentación, museos, galerías de arte y pinacotecas: 10%.
  • Exposiciones y ferias de carácter comercial: 10%.
  • Pan común: 4%.
  • Libros, periódicos, revistas que no contengan única, o fundamentalmente, publicidad y elementos complementarios que se entreguen conjuntamente: 4%.
  • Servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centro de día y de noche y atención residencial en plazas concertadas o mediante precios derivados de un concurso administrativo o consecuencia de prestación económica que cubra más del 75% del precio.
  • Servicios de reparación de vehículos para personas con movilidad reducida y de las sillas de ruedas. Servicios de adaptación de los autotaxis y autoturismos y de los vehículos a motor, para transportar personas con discapacidad: 4%.
  • Medicamentos de uso humano, formas galénicas, fórmulas magistrales y preparados oficiales: 4%.